“Motivarse para adelgazar es un proceso que a veces no se tiene en cuenta. Si estas leyendo esto es probable que hayas estado un tiempo intentando adelgazar y no has obtenido resultados.Y cuando no obtenemos resultados lo normal es desmotivarse y tirarlo todo por la borda “

Si encima eres de las personas que lo han intentado una y mil veces pero nunca lo consigues, tus creencias mentales ya se han apoderado de ti y no te queda ninguna esperanza.

He escrito este artículo donde te doy 6 claves para que des un giro a tus pensamientos y empieces hoy mismo a caminar hacia cuerpo que quieres.

  1. ¿QUÉ ES LO QUE QUIERES?

Adelgazar!! Por eso estoy leyendo esto….

…ya, eso es lo que dice todo el mundo aparentemente.

Sin embargo me encuentro con personas que vienen a pedir ayuda porque están en una situación extrema y que ya no aguantan más con esos kilos demás, pero que no están dispuestas a renunciar a los “pequeños placeres de la vida”.

Es decir, que no quieren que les quites sus típicos 3-4 cafés con leche, o sus copitas del fin de semana, su vermut de los domingos, sus cervecitas del viernes después de salir de trabajar o de estudiar….

ALTO!!!!!!

Todos sabemos que cuando a dietas se refiere, la persona que ELIGE hacer dieta, ELIGE renunciar temporalmente a ciertos placeres.

Además me pregunto yo, ¿ prefieres renunciar durante una temporada a esos pequeños placeres (que no son los únicos placeres que existen, por cierto)? o ¿prefieres renunciar a toda una vida de lamentaciones porque no estas a gusto contigo mismo?

Sinceramente, creo que la balanza cae por su propio peso.

2.ESTABLECE UN OBJETIVO FIRME

Establecer objetivos sólidos puede ser un gran aliciente para sobreponerte a las tentaciones.

Si es la primera vez que vas a seguir un plan para perder peso seguramente que solo el hecho de verte mejor ya te motive para hacerlo todo como es debido.

Pero si ya lo has intentado varias veces sin obtener resultados seguro que tienes tu nivel de confianza en el subsuelo.

¿Cuál va a ser la diferencia que haga que esta vez si lo consigas?

Ponte un OBJETIVO  a medio-corto plazo.

Tienes que pensar en algo que te provoque mucha emoción, algo con lo que hayas soñado muchas veces, que te impulse a tener una energía extra para hacer eso que nunca has hecho. Puede ser una boda, o la comunión de tu hijo, una fiesta de graduación, el reencuentro con tus antiguos compañeros del cole…

En mi caso me propuse competir en fitness y logré perder 15 kilos en 4 meses, o más impresionante aún el caso de Cristina Martínez que perdió 35 kilos para su propia boda! puedes leer su testimonio pinchando en el siguiente enlace, PERDER PESO ES POSIBLE, YO HE PERDIDO 35 KILOS

3. OLVIDA TUS PREJUICIOS

Eres esclavo de tus prejuicios.

Solo el hecho de que en anteriores ocasiones no has conseguido tu propósito ha hecho una mella en ti que te quitaba un trocito de tu confianza, hasta que poco a poco has ido convenciéndote de que tu no eres capaz de eso.

  • es que a mi me cuesta mucho bajar de peso; no tengo fuerza de voluntad; tengo mucha retención de líquidos; no me gusta hacer deporte; tengo ansiedad; me tira mucho el dulce, bla bla bla. 

Es hora de que aceptes que esto solo son EXCUSAS.

¿Cuánto tiempo llevas contando la misma cantinela? ¿No te das cuenta que si sigues repitiendo esto nada va a cambiar?

Lo primero es que tu no tienes ningún problema para bajar de peso, el problema que tienes es que no haces la dieta bien ni 7 días seguidos.

La fuerza de voluntad no existe, es decir, si quieres algo vas a por ello y punto. Por que es lo QUE TU QUIERES.

No tienes retención de líquidos, esos “líquidos” son grasa acumulada, pero te sientes mejor diciendo que son líquidos.

Si no te gusta hacer deporte entonces espera a ver como tu cuerpo se va atrofiando más pronto de lo que lo haría si lo trataras bien, no es que te guste o no, es que debes de hacer deporte.

Si tienes ansiedad entonces te aconsejo que revises las otras áreas de tu vida e intentes identificar que es lo que te genera esta ansiedad, que por supuesto, no se calma comiendo.

Y lo de que te tira mucho el dulce…. no me digas!! ¿Acaso crees que al 90% de la gente que hace dieta no le gusta el dulce? Es evidente que sí, pero porque reduzcas su consumo una temporada no te va a pasar nadaaaaaaaaa.

3. LOS HÁBITOS SE HACEN POCO A POCO

Ahora que ya has decidido que por fin vas a sacar el valor para hacer lo que quieres vamos a empezar despacito y con buena letra.

No quieras de golpe y porrazo hacer todo lo que no has hecho en los últimos 3 años, por ejemplo, adelgazar, dejar de fumar, ir al dentista, empezar a hacer yoga o hacerte vegetariano.

CALMA

Si te apuntas al gimnasio y empiezas la semana yendo los 7 días es probable que acabes harto y que no vuelvas más.

Tampoco te aconsejo que dejes de fumar a la vez que empiezas la dieta porque quizás tus pensamientos te hagan subirte por las paredes.

Si quieres bajar de peso lo primero que debes hacer es seguir un plan individualizado que se ajuste a ti, a tus objetivos y características para que puedas llevarlo a cabo con éxito.

4. NO TE COMPARES CON TU YO ANTIGUO

Esto es algo que se escucha mucho.

¡Es que yo cuando tenia 20 años pesaba 50 kilos! o  !Yo quiero estar como estaba antes de dar a luz! o ¡Hace 10 años pesaba 15 kilos menos y estaba estupenda!

Ya….si….cualquier tiempo pasado nos parece mejor siempre.

¿Pero eres consciente de que en ese momento eras otra persona con otras circunstancias? Y lo que es peor, ahora dices que en aquella época estabas estupendo pero si volvemos atrás en el tiempo seguro que no decías lo mismo…

Acepta tu estado actual e intenta mejorarlo, intenta cada día ser un poquito mejor que ayer.

5. VISUALÍZATE

Haz este ejercicio cada vez que tengas tentación de comer algo que no te corresponde. Coge el chocolate que vas a comer e imagínate que en una mano tienes tu cuerpo ideal y en la otra el chocolate. Qué eliges, ¿el placer fugaz que te va a dar la comida, o el placer y satisfacción permanente que te dará conseguir lo que te has propuesto?

Perder peso no es solo un beneficio físico o visual. También es un beneficio mental.

Saber que tu puedes conseguir lo que te propongas, que eres una persona fuerte, de palabra, capaz de llevar a cabo con acción lo que predica, sentirte con autoestima, sentir que eres una persona valiosa en quien se puede confiar….eso amigos, es más importante que todo lo físico y material.

Igualmente acuérdate cada noche antes de irte a dormir de cerrar los ojos y crear la imagen de cómo te quieres ver. Siente como es tener el cuerpo que tanto deseas, como es encontrarte a gusto, feliz, libre de complejos, utilizando la ropa que te gusta, siéntelo e intenta dormirte con esa imagen en tu cabeza.

6. HAZ UN COMPROMISO Y SIGUE HASTA EL FINAL.

Es cuestión de prioridades.

Lograr tu objetivo debe ser tu prioridad número 1. Y tienes que saber reconocer qué acciones te acercan o te alejan de tu objetivo y saber decir no en este momento.

Si has decidido empezar una dieta y te invitan a un cumpleaños puedes ir!! no tienes que declararte en clausura! pero ese día elegirás no comer tarta porque sabes que te lleva en la dirección opuesta de la que vas.

Si piensas que esto sería hacerle un feo a la persona cumpleañera, nada más lejos de la realidad. Si te ha invitado es porque quiere que estés junto a ella en su día especial, pero si te quiere siempre deberá de respetar tus prioridades.

Ademas piensa que hay muchos años de cumpleaños y que podrás comer un trocito de tarta en otro momento.

Por lo tanto, tu prioridad ahora es bajar de peso y abandonar ya esta vida de quejas y de latigazos hacia ti mismo, ¿qué sentido tendría estar así por los siglos de los siglos si es algo que un poquito de determinación puedes cambiar para siempre?

Has hecho un compromiso, no te falles. Fallarse a uno mismo suele ser mas auto destructivo que fallarle a los demás.

No lo hagas por favor.

Y lo último, sigue hasta el final. Si te has puesto una meta con fecha no importa lo que pase en el camino, tú sigue.

No importa que una semana no hayas bajado de peso, una semana en un proceso es solo eso, una semana. Lo importante es ir encadenando semanas perfectas, dale tiempo a tu cuerpo a tu cuerpo para responder, para activarse.

No cometas el mismo error que las otras veces, que has abandonado antes de tiempo por una “falta de resultados” momentáneos.

En un proceso de bajada de peso no es raro sufrir estancamientos, hay que saber sobreponerse a estos acontecimientos con positividad y con la mirada puesta en el objetivo final, aquí te dejo una guía que te puede servir en estos momentos MANTENER LA MOTIVACIÓN CUANDO NO VES RESULTADOS EN LA BÁSCULA

Recuerda que el cuerpo es algo que puedes cambiar, no  tienes por que conformarte con algo que no te gusta, si otros pueden ¿porqué tu no?

Cristina Alaguero